martes, 19 de junio de 2012

Espartinas: Corpus Christi Solidario en la Hermandad Sacramental

En la solemnidad del Corpus Christi la Iglesia en España celebró el Día Nacional de la Caridad, en este año bajo el lema “No busquemos nuestro propio interés, sino el bien de todos”.
En el extracto de la Carta Pastoral del Señor Arzobispo, D. Juan Jose Asenjo, invitaba a la Caridad y ayuda a los más pobres y desfavorecidos:
"La Eucaristía es instituida por el Señor en el día de Jueves Santo después de lavar los pies a los Apóstoles. Con ello nos está explicando de forma pedagógica el nexo que existe entre el sacramento eucarístico y el servicio a los últimos. Por ello, no es auténtica una celebración eucarística en la cual no brille la caridad, compartiendo nuestros bienes con los más pobres. En ello seremos reconocidos como auténticos discípulos del Señor.
Esta es la razón por la que la Iglesia en España hace coincidir el Día de la Caridad con la solemnidad del Corpus Christi. La Eucaristía sin caridad sería un culto vacío. La caridad sin la Eucaristía se convierte en mera filantropía, que muy pronto se desvanece. Por ello, la fiesta del Corpus Christi es una invitación a robustecer el vínculo que existe entre Eucaristía y caridad, de modo que la adoración al Señor nos lleve a descubrirlo en el hermano pobre y necesitado y el ejercicio de la caridad impregne de autenticidad nuestras celebraciones eucarísticas."

Por todo ello, la Hermandad Sacramental de Espartinas no quiso ser ajena a los tiempos difíciles que vivimos y la Junta de Gobierno decidió recortar los máximos gastos para poder seguir manteniendo las atenciones a las familias e instituciones que las requieren.
Por tal motivo, se invitó a las Hermandades del municipio que cambiasen la tradicional ofrenda floral al Santísimo durante el Solemne Triduo por alimentos, para hacérselos llegar a las personas que los necesitan y a las Hermanas Agustinas del Convento de San Leandro.
Como se pudo contemplar tanto en el Solemne Triduo como en la Procesión de Impedidos, la austeridad imperó, recortando los gastos tanto en flores, cera y banda de música, creando un ambiente de recojimiento en el que el principal protagonista era el Santísimo Sacramento, luz y guía de la antigua Hermandad y de la Iglesia.

No hay comentarios: